Estados Unidos va camino de superar su primera ola de fallecimientos por la COVID-19 al acumular casi mil fallecidos en las últimas 24 horas, con Florida como el foco más grave de la pandemia y con el debate sobre la importancia de llevar máscara y la reapertura de los colegios en boca de las familias de todo el país.

Estados Unidos añadió casi 950 muertes desde el jueves y supera ya los 138.000 fallecidos por coronavirus, con un número récord de nuevos infectados por encima de los 77.0000 en la jornada, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here