Estados Unidos.-Estudios recientes revelan que una gran proporción de la población, entre el 20 y el 50 por ciento de las personas en algunas zonas, podría albergar células-T, cuyas funciones son parte importante del sistema inmunitario adaptativo, que reconocen el nuevo coronavirus pese a no haber tenido contacto con élinforma The New York Times.

Estas células-T son probablemente rezagadas de luchas pasadas con otros coronavirus relacionados, incluidos los que suelen causar los resfriados comunes, notan los científicos. Los linfocitos T activados son los responsables de la inmunidad celular destruyendo células infectadas.

“Si tiene una población de células-T armadas y listas para protegerlo, podría controlar la infección mejor que alguien que no tiene esas células con la reactividad cruzada”, sostiene Marion Pepper, una inmunóloga de la Universidad de Washington que está estudiando las respuestas inmunes de los pacientes ante el covid-19. “Eso es lo que todos esperamos”, añadió.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here